jueves, 30 de julio de 2015

Bellos que se ven los ómnibus Yutong descapotados



Ómnibus biplantas sin techo superior 
toque singular a calles de Santiago 

Texto y foto: M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, julio 30.- El 500. aniversario de la fundación de la otrora villa santiaguera, trajo, además, un toque de distinción en las vías pues desde hace varios días transitan por calles de esta ciudad dos ómnibus Yutong, biplantas, sin techo en la parte superior.
Cumplen los “biplantas” un servicio de ruta turística local. Salen del Parque de los Sueños (Parque de Diversiones), circulan por carretera de Siboney hasta Ferreiro, bajan la Avenida de las Américas; se incorporan a la Plaza de la Revolución, continúan por la Avenida Patria (Yarayó), giran en la rotonda del cementerio de Santa Ifigenia, de nuevo la Avenida Patria, Carretera Central, suben hasta la Plaza de Marte, Avenida Garzón, Carretera de Siboney, Parque de los Sueños. El viaje redondo suma 11,87 kilómetros.
Cada ómnibus tiene capacidad para 71 pasajeros sentados: 43 abajo y 28 arriba. Nadie puede ir de pie.
“Está prohibido viajar de pie o ponerse de pie durante el trayecto, porque constituye un peligro, previendo algún frenazo o giro brusco”, dijo José Rodríguez Vera, al frente de la UBE de Servicios Especiales de Fletes, unidad de nueva creación que administra estos y otros vehículos.
El precio del viaje es 5.00 pesos (CUP). Hasta ahora, las paradas las pueden solicitar los pasajeros donde estimen y el tránsito lo permita. El  servicio comienza a las 9:00 a.m. hasta las 8:00 p.m.
“En un momento determinado, nosotros pensamos que esos ómnibus se llenen de pasajeros en el origen y concluya en su destino”, puntualizó Rodríguez Vera, quien añadió:  
“Lamentamos no tener cinco o seis ómnibus de esos más. Ahora estamos cubriendo una décima parte de la ciudad de Santiago de Cuba pero es una circulación experimental.”   
Son ómnibus con caja semiautomática; se está estudiando la característica de la caja, la tracción del diferencial… para ver si previa consulta con las autoridades de la provincia, se establecen otros itinerarios.
Ómnibus de este tipo prestan servicio en La Habana, Jardines del Rey, Cayo Coco, y Varadero pero con un sistema diferente pues cada pasajero paga 5.00 CUC, y puede subir al ómnibus de tres a siete veces al día.   
La UBE de Servicios Especiales de Fletes dispone de 36 vehículos (17 climatizados y el resto tropicalizado), incluidos los dos “Yutong” y cuatro guarandingas (diseñadas para el transporte infantil con acompañamiento de tutores).  
La guarandinga es un un camión de carga devenido ómnibus por el trabajo de la UBE de Talleres perteneciente a Transporte Provincial. El 60% de la estructura exterior de estos vehículos está al aire libre, y cuando llueve se mojan por dentro, por ende no pueden (ni Yutong biplanta ni guarandinga) llevar asientos tapizados o enguatados.    

miércoles, 29 de julio de 2015

Hablar de Eloína Miyares y Vitelio Ruiz es acuñar la felicidad



ELOÍNA MIYARES… 
EN PRESENTE Y FUTURO

Texto y foto: M.Sc. MIGUEL A. GAÍNZA CHACÓN

Unión eterna
Santiago de Cuba, julio 29.- No busco llegar hasta la Eloína Miyares Bermúdez creadora, junto a Vitelio Ruiz Hernández, del Diccionario Básico Escolar o el Léxico Activo Funcional del Escolar Cubano ni a la Dra. Honoris Causa ni a la Heroína Nacional del Trabajo de la República de Cuba ni a la brillante conferencista sobre temas lingüísticos.
Quiero encontrar, aun después de su adiós el pasado 26 de julio, a la mujer sencilla, a la madre ejemplar de vientre fecundo, que trajo al mundo ocho hijos, de estos tres pares de mellizos, y que fundó con Vitelio una familia paradigmática.
Esta tarde hay polémica en el patio de la casa de calle 8 esquina a 7, en Vista Alegre. Unos hijos dicen que las piezas de repostería eran de la dulcería de Ferreiro y que ellos mismos las buscaban casi al amanecer; otros afirman que debieron ser en almíbar y hechas por la propia Eloína.
El trabajo y el amor: la divisa principal de Eloína y Vitelio
No reparo en ese detalle. Es más importante que en 1967 y principios de 1968 en esta casa donde estoy hoy para hurgar en la vida de una cubana excepcional, Eloína, tan amable y servicial que nos dejaba sin habla, se aparecía siempre con dulces y limonada bien fría para nosotros.
Llegábamos allí dos o tres becados de la Tecnológica Antonio Maceo, llevados por Oscarito, con los años el entrañable e inolvidable Oscar Ruiz Miyares, el Monstruo. Ni recuerdo cómo empezó la amistad. Él no era alumno de la “Maceo” pero nuestros albergues estaban en Vista Alegre y quizás nos unía el mismo encanto por The Beatles, Los Fórmula V, Leonardo Fabio…  Siempre cantaba “Hoy corté una flor…” pero las guitarras las poníamos nosotros.  
Tampoco recuerdo si a Eloína y a Vitelio les gustaba lo que tocábamos. Ahora sé que los padres de Oscarito eran adictos a la música y no parecía molestarles la cantaleta que formábamos. Pero a sugerencia de Oscar y para no importunar, trasladamos el escenario de las actuaciones de la sala al patio, al cual teníamos acceso por un pasillo lateral de la casa.
Cuarenta y ocho años después vuelvo al patio. Faltan para siempre Oscar y Pepín, pero Vitelio Manuel, Raúl, Jorge, Daniel y Leonel me ayudan a reconstruir la imagen de Eloína. Francisco (Pancholo), médico, está en Qatar. En la saleta dormita Vitelio, el padre, quien por teléfono y con voz cortada había dicho: “Estoy derrumbado”.
LA GUÍA CERTERA DE MAMÁ
 “De nuestra madre, nosotros siempre hemos tenido una influencia enorme, tanto de ella como de mi papá, Vitelio Ruiz Hernández, en cuanto a la formación dentro del ámbito de la ética, moral, la disciplina… Se nos dio siempre un seguimiento en el aspecto cultural, en nuestra superación profesional; en cuanto a la solidaridad, a la hermandad. Todos somos profesionales pero ninguno cogimos una misma carrera universitaria. En el contexto familiar existen médico, abogado, ingeniero, historiador, filólogo… Y cada uno tuvimos la guía certera y muy atinada de mamá. Me gradué de abogado, en la especialidad de Fiscal Militar. Muy atinadamente esa disciplina, esa pre…ocupación constante por cada uno de nosotros nos ayudó. Ella nos hacía partícipe a todos de su obra, nos pedía criterio, escuchaba opiniones, asumía nuestras acotaciones, las analizaba y decía ‘tú tienes razón’. Y lo sobresaliente es que no se circunscribió solo a criarnos sino que aportaba su granito de arena a la sociedad, no solo santiaguera sino nacional, en la especialidad de lingüística, del magisterio, la pedagogía.” (Vitelio Manuel)
SIEMPRE SE RESPIRÓ EN CASA EL PATRIOTISMO
Una pareja emblemática
 “Quisiera hacer énfasis en dos cuestiones: en primer lugar, la rectitud, la proyección y la visión de mi mamá sobre la perspectiva de cada uno de sus hijos en el estudio. Ella siempre nos exigió con fuerza pero también con ternura. Era una persona muy amable; tenía el don del convencimiento pero con mucho cariño. Era una madre protectora para todos. Y también sobre cómo proyectarnos como hombres de bien de la Patria y del mundo. Siempre se respiró en esta casa un espíritu de patriotismo; un espíritu de cultura… cultura que se fue cultivando en la memoria de todos nosotros, a partir de algo muy sencillo: las narraciones que hacía cuando se iba la corriente eléctrica en los años 60, 70, y nos reuníamos y ella contaba Las Mil y una Noches, Simbad el Marino, las novelas de William Shakespeare… y luego en las librerías, en las enciclopedias aquí, buscábamos para conocer las interrogantes que mi mamá dejaba abiertas. Eso nos fue fomentando la cultura y el interés por la investigación; el interés por conocer el mundo más allá de lo que está cercano a uno. Y en gran medida, esa cultura que hoy tenemos se lo debemos a ella, a mi papá, pero fundamentalmente a ella, porque siempre nos incentivó el conocimiento a las humanidades. Y soy maestro gracias a ella y a mi papá. Yo era un poco díscolo… repetí sexto grado. Y ella previó que me iba a casar joven y me puso en la Formadora de Maestros Frank País y me hice maestro, y luego me hice historiador gracias a ella, por esa visión de futuro que tenía.   Era una persona que siempre supo orientar la educación de sus hijos … con mano fuerte y a la vez con ternura.” (Raúl)
UNA EXPERIENCIA MEMORABLE
“Mi mamá, desde que éramos pequeños, nos enseñó a través de sus cuentos. Ella seguía una tradición oral que según su referencia le venía de su papá, de Manuel Miyares. Nos llenó nuestra niñez de unos cuentos fantásticos. Era una experiencia memorable sentarnos todos por las tardes, alrededor de ella, y lo mismo era Aladino, Simbad… Ella tenía una gran habilidad para recitar. Crecimos con todos esos poemas de Martí. De mi mamá se puede escribir mucho. En este momento doloroso a nosotros nos reconforta escuchar, leer cómo la gente se refiere a Eloína Miyares. Tengo un recuerdo en particular: estábamos en una Escuela al Campo, en Veguitas, en los sesenta y tantos. Estábamos mi mellizo, Pepín, y yo. Era domingo, llegaban los padres. Papá estaba viajando y ella no llegaba. Estábamos un poquito triste.  De repente a lo lejos llega un camión, se levanta una polvareda, y cuando se fue aplacando el polvo apareció Eloína Miyares… ya casi de noche, cuando los padres comenzaban a retirarse pero ella llegó. Era así. Tenía otras cualidades pero la primera es que era madre amantísima de sus hijos. Nos quería entrañablemente y eso mismo la fue curtiendo. La vida le deparó muchos golpes pero se sobreponía a las dificultades, a las tragedias… tuvimos tragedias familiares. Pero nos enseñó a sobreponernos, y siempre con cariño, con candor; es inolvidable su sentido del humor, su sonrisa, su alegría, su amor por la música. Nos enseñó a amar la música, igual que mi papá, tanto popular como clásica. Y nos enseñó algo muy especial: a ser santiagueros. Ella nos enseñó a adorar esta ciudad.” (Jorge) 
TENÍA A SANTIAGO EN EL CORAZÓN
Eloína con una de sus obras cumbre
 “Abarcar todas las cosas de Eloína Miyares en una sola conversación es muy difícil. Pero si algo yo quería resaltar era lo referido a Santiago de Cuba. A mi mamá le podían hacer cualquier oferta para trabajar fuera de la ciudad… Yo recuerdo   un ofrecimiento a ella y a mi papá para mudarnos para La Habana, por un trabajo que debían realizar. Y ella no quiso. ¿Ud. sabe por qué? Porque  tenía a Santiago de Cuba como algo muy particular. Si veía noticias en la TV enalteciendo logros, a ella le parecía que no era suficiente… quería tanto a nuestra ciudad que cualquier homenaje que se le hiciera a Santiago a ella le parecía poco. Y eso no es más que el amor que sentía por su tierra.  También eran proverbiales su perseverancia y su visión para con sus hijos. Cuando yo estaba en los Camilitos…yo siempre canté pero necesitaba ayuda de otro compañero con la guitarra. Y antes de irme para la Unión Soviética ella me exigió que aprendiera a tocar guitarra. Después me convertí en un trovador canto y me acompaño gracias a la persistencia de Eloína Miyares Bermúdez. Yo fui militar, me gradué y todo, pero al final me convertí en un cantante.  Mamá era extremadamente dulce. Cualquier cosa humana le hacía brotar las lágrimas. Y además, todo lo que hizo lo llevó a cabo con un total desinterés. Simplemente quería, que el prójimo, su barrio, su ciudad, su provincia, la Nación, incluso más allá de sus fronteras… todo lo que ella concibiera individual o colectivamente, fuera para el provecho del ser humano.” (Daniel) 
DEDICACIÓN TOTAL A LA FAMILIA Y AL TRABAJO
“Mamá y papá son paradigma, ejemplo no solo para nosotros sino para muchos investigadores, para muchas personas, por la dedicación total a la familia y al trabajo, a la educación en el hogar, que es lo más importante; marcaron pauta, al hacer estudios en todas las vertientes de la lingüística. Empezaron por la fonética, después el léxico, luego la ortografía; tuvieron resultados palpables y divulgaron la parte científica, la docencia. Papá funda el Centro de Linguística Aplicada en enero de 1971; mamá se incorpora dos años después y yo de forma casual, pues necesitaban un ingeniero en computación. Entré, hice el sistema computacional con más de 700 000 palabras del Léxico Activo Funcional del Escolar Cubano, diccionario electrónico, el sistema para sordos e hipoacúsicos… ahí nació la lingüística computacional en el Centro. Y como mami y papi me enseñaron a no ser absoluto digo que creo que ahí comenzó la rama de la lingüística computacional en Cuba. Y ahora más que nunca no puede dejarse caer el batón. Ahora, con su ejemplo, hay que seguir adelante, con más cohesión.” (Leonel)
IMPRESIONANTE LA UNIDAD FAMILIAR
“Yo llegué a esta casa muy jovencita y lo que más me impresionó desde el principio fue la unidad familiar; cómo Eloína mantuvo siempre esta unidad entre los hermanos, que eran varios y con sus diferencias. Nuestros hijos son iguales y es por ese ejemplo. Esa mesa se llenaba: los siete hermanos, las siete nueras, los 14 sobrinos. Ella hacía que el espacio diera para todos y montaba un campamento. Y todo el que llegaba debía ser agasajado fuera de la familia o no. Era una cortesía. Ella disfrutaba eso aunque el recién llegado fuera de la familia o no.” (Alicia, la nuera)  

NUEVE HOMBRES SE INCLINAN
Ocho hermanos y Vitelio, el esposo: nueve hombres y ella la voz superior, en Gallo, entre San Mateo y San Antonio, donde vivían. Eloína asignaba tareas: Vitelito y Oscar, fregar; Pancholo, recoger la mesa… Luego, en Vista Alegre, igual:    lavar, buscar los mandados. Los mayores con el papá al mercado a comprar víveres.
En las cuestiones domésticas, los hijos tenían que ayudarla porque ella era sola. Vitelio estudiando en España… Entonces    asumía el trabajo del esposo en la Universidad. Hacía sus turnos de clase y luego impartía clases a los grupos de Vitelio. Era lógico que los muchachos se encargaran de tareas domésticas.
Pero el esfuerzo de Eloína parecía no tener límites. Trabajaba el día completo, y por la noche daba clases en la Facultad Obrero Campesina.
Hijos del matrimonio Eloína Miyares Bermúdez y Vitelio Ruiz Hernández
Los hijos hacían un juego de palabras Eloína-Heroína. De niña pasó trabajo pero el tesón fue superior y se hizo maestra normalista. Vitelio va a La Habana a hacerse Dr. en Pedagogía, pero ella no puede acompañarlo porque a los nueve meses de casarse nacieron Oscar y Vitelio Manuel; trabaja y estudia, se hace Licenciada en Letras en 1971, después Doctora; por las madrugadas estudia ruso.
 Además de Vanguardia Nacional en siete ocasiones y prominente federada y cederista y de sus colectivos del barrio en esas organizaciones; militante del Partido muy activa, el currículo profesional de Eloína es simplemente muy extenso: una treintena de cursos y seminarios nacionales a maestros y profesores sobre el amplísimo campo de la lingüística; talleres; decenas de proyectos desde 1966 hasta la actualidad, sobre ortografía, léxico, los morfemas en el sintagma nominal, psicolinguística, Diccionario Escolar Computarizado, Léxico Activo Funcional del Escolar Cubano; Diccionario Básico del Español Caribeño, versión electrónica del Diccionario Básico Escolar…
A lo precedente se suman decenas de publicaciones desde 1966 hasta la actualidad, incluida la ortografía técnico práctica, cursos a locutores y actores de radio y TV, y la lingüística aplicada en Cuba y en otros países de América, Europa, y por extensión decenas de premios, medallas, órdenes…       
Eloína Miyares Bermúdez deja una impronta indeleble en el campo de la pedagogía y como investigadora del Centro de Lingüística Aplicada, en Vista Alegre, porque su vida estuvo consagrada al mejoramiento del idioma y por ende de la cultura popular.
Santiago de Cuba, agradecida, le otorgó el Escudo de la Ciudad. Pero en verdad fue recíproco el reconocimiento, pues de Eloína son estas palabras dichas en una ocasión a la periodista Aída Quintero:
”Santiago de Cuba es para mí la vida… Adoro todo cuanto tenga que ver con Santiago: su paisaje, los niños, los peloteros, los artistas, su  historia extraordinaria, y nuestro pueblo con su carácter, su alegría … Hasta comerme un mango de bizcochuelo es especial para mí… Me estimula ser santiaguera, vivir, crear aquí, y las muestras de cariño que he recibido como reconocimiento a mi obra, que es también de Vitelio, mi compañero en la vida y el trabajo.”













martes, 28 de julio de 2015

No hay palabras para describir el dolor por esta pérdida irreparable


NOTICIA DEMOLEDORA: 
MURIÓ LA ACTRIZ
ALINA RODRÍGUEZ

Alina Rodríguez una de las actrices cubanas más relevantes de todos los tiempos, admirada por sus excepcionales dotes histriónicas y muy querida por su nobleza como ser humano, falleció en La Habana, víctima de cáncer.

Nacida el 4 de octubre de 1951, constituye uno de sus trabajos más valorados recientemente, su personaje de la maestra Carmela en la multipremiada película Conducta, de Ernesto Daranas.

En las tablas, Alina Rodríguez dejó huellas memorables con obras como Contigo pan y cebolla, de Héctor Quintero o en su mítico mano a mano con Adolfo Llauradó en En el parque, del ruso Alexander Guelman.


La pequeña pantalla se prestigió con sus actuaciones en telenovelas aún recordadas como su personaje de Justa en Tierra Brava; y en el campo de la enseñanza impartió clases de actuación y dirigió a profesionales y aficionados en varios proyectos de carácter comunitario.

Gran pérdida para la cultura cubana.

Sobre la labor creativa de Alina Rodríguez, voces autorizadas han opinado muy favorablemente, como la actriz y conductora Consuelito Vidal quien expresó: ¡Qué tronco de actriz es esa Alina Rodríguez!, para los cubanos ¡tronco! de lo que sea, es lo máximo, la cima, esa es la protagonista de María Antonia.

En varias oportunidades Rodríguez declaró no tener preferencias por personaje alguno sino que su sueño profesional siempre ha sido hacer cosas buenas. Y expresó a la prensa en una ocasión: No tengo nada en específico que desee, no tengo un personaje, pero sí me interesan los roles que dicen cosas interesantes, que hagan reflexionar a la gente, que los mueva, que sea un personaje y un guión buenos.

El deceso de Alina constituye una gran pérdida para la cultura cubana; sus restos mortales estarán expuesto hasta las 12 meridiano en la funeraria de Calzada y K en La Habana, y posteriormente su cuerpo será cremado.









lunes, 27 de julio de 2015

El profesor Héctor del Cueto, una personalidad imprescindible de la cirugía cardiovascular, cumple 80 abriles

UN CORAZÓN ESPECIAL
CUMPLE 80 AÑOS

Texto y foto: M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, julio 27.- No sé… pero casi puedo asegurar que excepto el de su esposa, el mío fue el primer saludo personalmente y en su hogar, que recibió el Dr. Héctor del Cueto Espinosa este 27 de julio de 2015 al arribar a sus luminosos 80 años.
Bien temprano en la mañana, el entrañable médico descansaba en su casa del reparto Sueño: bañado en sudor, en short, y afanado en alguna tarea doméstica. Así reposan mejor las inteligencias consagradas a los campos científico e intelectual.
Hoy yo fui el primero en saludarlo. Pero sus compañeros y compañeras del Cardiocentro y del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Docente Saturnino Lora se me habían adelantado. El viernes 24 de julio, el “Lora” celebró una “entrega de guardia general”. Así lo hacen allí en las ocasiones especiales.
Y el teatro del Hospital Provincial se repletó de enfermeras, técnicos, médicos, trabajadores de servicio, directivos… por dos motivos trascendentales: el centro recibió la Distinción 500 Aniversario, y quisieron, además, homenajear al Dr. Del Cueto por la proximidad de su 80 cumpleaños.
El Dr. Lázaro Rodríguez Román, vice director facultativo del “Lora”, recordó que fue “una entrega de guardia inolvidable. Le regalamos dos gigantografías: una con fotos de él en su quehacer en la Medicina, y otra con Fidel en Alemania, donde coincidieron; también se proyectó un video que resume parte de la vida del Profesor; varios compañeros hablaron de la experiencia de estar a su lado; vino el Dr. Luis Estruch Rancaño y también habló, y el propio Dr. Del Cueto relató pasajes de su vida y de su trabajo. Y con el Consejo de Dirección ampliado, él cortó un kake enorme. Se veía feliz”.
Este 27 de julio, a las 8:00 a.m. estoy en la sala del hogar del Dr. del Cueto, en el reparto Sueño. Nadie se me adelantó, y con su estilo comedido, sin aspavientos, me saluda este médico legendario, integrante de la Fraternidad de las Ardillas (grupo de galenos que vino de La Habana a inicios de 1961, recién graduados, para muchos de ellos no irse nunca más de aquí), el artífice de la creación y contemporaneidad del Centro de Cirugía Cardiovascular, adjunto al “Saturnino Lora”, uno de los mejores de Cuba por sus resultados.
-- ¿Se siente realizado, médico?
-- Sí… bueno… no tengo quejas de mi vida. He logrado una serie de cosas, con esfuerzo y con trabajo pero bueno… aquí estamos.
-- La Medicina ¿qué representa para Ud?
-- Todo. Yo soy todo Medicina. Llevo más de 60 en este campo, imagínate tú. Yo me gradué en diciembre de 1960, así que mira a ver cuántos años hace si sumas los de estudiante. Pero seguimos luchando ahí.
-- ¿Y el Cardiocentro (Centro de Cirugía Cardiovascular)?
-- El Cardiocentro va avanzando. Siempre hay avance…
-- Esa unidad asistencial ¿qué significa en su vida?
-- Eso es un hijo mío, chico. Yo lo crié, yo lo hice, lo formé y lucho
   por mantenerlo.
-- Por ahí he visto fotos de Ud. con Fidel en la inauguración…
-- Sí, sí, por allá están.
-- ¿Qué le dijo Fidel en esa oportunidad, médico?
--  Bueno… que había que trabajar mucho, y eso es lo que hemos
    hecho.
-- Ud. nació en La Habana y lleva años en Santiago de Cuba. Aún
   celebramos los 500 años de la fundación de la villa que dio lugar a
   esta ciudad.
-- Santiago de Cuba es mi patria chica. Aquí me van a enterrar, en
   “Santa Ifigenia”, así que… ya no tengo a nadie en La Habana y
   prácticamente no voy.
-- ¿Cómo llega el Dr. Del Cueto a los 80 años y al frente del
   Cardiocentro?
-- Trabajando; venciendo dificultades que tú las conoces
    perfectamente. Y luchando por mantenerlo a pesar de los obstáculos económicos que afronta el país, y siempre tratando de
vencer.
-- ¿La familia?
-- La familia bien. Todo el mundo bien. Mis hijos… y tengo una nieta
   ahora que está lindísima. Tiene dos años pero es una bola de
    candela.
-- ¿Cómo se llama?
-- María Alejandra
-- Bueno, médico no lo mortifico más, que es muy temprano. Esta
   conversación asúmala como un saludo del pueblo de Santiago de
   Cuba a Ud. en sus 80 años… un reconocimiento por lo que Ud.
   representa para la Medicina cubana en general, y santiaguera en
   especial.

EL DR. HÉCTOR DEL CUETO ESPINOSA EN SÍNTESIS
Graduado como médico en diciembre de 1960 en La Habana, inmediatamente responde a la solicitud de Fidel, de ir al campo, en especial a Oriente, donde más se necesitan médicos. En marzo de 1961 inicia su Servicio Médico Social Rural en Baracoa, y al finalizarlo va para el Hospital Provincial Saturnino Lora, en Santiago de Cuba, donde se ha mantenido hasta hoy. En su devenir en el “Lora” se gradúa como Especialista de I Grado en Cirugía en abril de 1966, luego, sucesivamente: II Grado de la Especialidad de Cirugía General y Cirugía Cardiovascular; Profesor Titular y Consultante; grado científico de Doctor en Ciencias. 
Fue el Jefe del Servicio Cirugía Cardiovascular del hospital Saturnino Lora desde 1981, y Director del Cardiocentro de Santiago de Cuba desde 1987, es decir: desde la fundación de este.
El Dr. Del Cueto ha recibido decenas de cursos nacionales e internacionales, y otros tantos los ha impartido él en Cuba. 
Ha sido Vanguardia Nacional en once oportunidades, y Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y Delegado a la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago de Cuba.
Y de entre tantas distinciones ganadas, hay una que lo llena de un ilimitado orgullo: Hijo Ilustre de la Ciudad de Santiago de Cuba

Para nutir la cultura échele mano al Carnaval



En Santiago de Cuba
Destaca Ministro de Cultura
trascendencia del Carnaval  
en la cultura cubana

M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, julio 27.- Julián González, ministro de Cultura de Cuba destacó en esta ciudad la trascendencia que tiene en la cultura cubana y en la identidad de la nación, el Carnaval Santiaguero, por ser una de las celebraciones de mayor raigambre en la población no solo de esta ciudad sino de todo el país.
González hizo tal valoración, al tener en cuenta que cuando se inician los festejos de julio en esta urbe sur oriental de Cuba, decenas de miles de participantes han llegado desde otras regiones del archipiélago, e incluso de fuera de Cuba. Es el momento de retornar de los “santiagueros ausentes” y la fiesta se convierte entonces en una suerte de reunificación entre los habitantes, e incluso entre familias.
Por los motivos anotados precedentemente, y por la enorme carga cultural, artística, y de identidad nacional, este Carnaval es un acontecimiento que desde hace casi cuatro centurias se ha instalado en lo más profundo del sentimiento de las santiagueras y santiagueros, emoción que han logrado trasmitir de generación en generación, incluso a cubanos de otras regiones.   
Julián González habló de cómo la cultura se sustenta en las manifestaciones artísticas autóctonas y calificó al Carnaval de Santiago de Cuba como una centenaria tradición cultural festiva, “en la que se entrelazan la música, el canto, el teatro y la danza, con la participación de las comunidades de comparsas y paseos, vinculados al oficio de vestuaristas, costureros, diseñadores de carrozas, fabricantes y reparadores de instrumentos musicales, creadores de muñecones, estandartes, adornos, además de electricistas, luminotécnicos, pirotécnicos y otros que hacen posible esta expresión cultural”.
González al hablar para dar a conocer que desde este julio el Carnaval Santiaguero es Patrimonio Cultural de la Nación, afirmó que la fiesta es reconocida como la de mayor trascendencia de la Cultura cubana.
“… la comunidad de portadores de conocimientos y técnicas tradicionales relacionadas con este Carnaval Santiaguero reconoce dicho elemento como parte de su patrimonio cultural y ha expresado debidamente su consentimiento para que se acompañe en las acciones de su salvaguarda”, apuntó.

Y agregó que el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura a propuesta de la Comisión para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, en aras de garantizar la sostenibilidad y visibilidad de una expresión de la identidad nacional decidió que el Museo del Carnaval de Santiago de Cuba acoja en su recinto al Gremio Intérpretes de la Corneta China, que se ha denominado “Juan Bautista Martínez Soa”, y vele por la salvaguarda de los conocimientos que posee dicha comunidad sobre este esencial componente del Carnaval Santiaguero.
También señaló el Ministro de Cultura de Cuba, que el Registro Nacional de Bienes Culturales ejecutará la inscripción de Bienes Materiales: Conocimientos y Técnicas Tradicionales, que forman parte del Carnaval de Santiago de Cuba, que es desde este 25 de julio, Patrimonio Cultural de la Nación.
Finalmente, Julián González felicitó a la ciudad, a sus habitantes, a los organizadores del festejo, y en general a todos los que de una forma u otra hacen posible que cada julio sea realidad esa frase acuñada desde años: este es el Rumbón Mayor de Cuba. 



Adios al Rumbón Mayor de 2015



Finalizan hoy los festejos del Carnaval
Santiaguero del 500 aniversario de la villa

M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, julio 27.- Las actividades del Carnaval Santiaguero del 500 aniversario de la fundación de la villa finalizarán hoy en esta ciudad, y en el área de los desfiles, en la Avenida Jesús Menéndez, se darán a conocer esta noche, los ganadores del Gran Premio y de las diferentes categorías en congas, paseos, carrozas, y especiales.


Desde el pasado 20 de julio se iniciaron los festejos en más de 40 áreas de la urbe que paralelamente ha celebrado también el medio milenio de la creación de villa por los colonialistas españoles, el 25 de julio de 1515.
Decenas de agrupaciones musicales de la provincia y de otras regiones del país, y varias de las llamadas de rango nacional por el alcance de su arte, se han encargado de los bailables.
Como habitualmente ocurre, esta jornada de cierre del conocido igualmente como Rumbón Mayor abarca todas las áreas de fiesta que están diseminadas por los cuatro puntos cardinales de la urbe.
La fiesta cumplirá hoy ocho días, uno más de lo habitual, y ha superado la cifra de agrupaciones extranjeras en los desfiles, que se afirma son los primeros resultados de la Red de Carnavales del Caribe fundada durante el 35. Festival del Caribe, desarrollado aquí del 3 al 9 de julio.
También, se constituyó el Gremio de Tocadores de Corneta China, precisamente al cumplirse el centenario de haber sido utilizada por primera vez en Santiago de Cuba por Juan Bautista, hecho ocurrido en julio de 1915 en la calle Princesa, casi esquina a Callejón Santiago, en el corazón del populoso barrio del Tivolí.   

domingo, 26 de julio de 2015

Cuba ha perdido una luminaria de las letras; una personalidad imprescindible en la linguística



Falleció en Santiago de Cuba 
la profesora Eloína Miyares Bermúdez, 
Heroína del Trabajo de la República de Cuba

M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

La Dra. Eloína Miyares  junto a su esposo, el Dr. Vitelio Ruiz
Santiago de Cuba, julio 26.- Eloína Miyares Bermúdez, profesora universitaria, investigadora de la Ciencia Lingüística y Heroína del Trabajo de la República de Cuba, falleció esta mañana en esta ciudad, a los 86 años de edad,  por un accidente cardiovascular.
Miyares Bermúdez era Doctora Honoris Causa de la Universidad de Oriente, Profesora e investigadora de la Ciencia Lingüística, autora del primer diccionario escolar cubano, Heroína del Trabajo de la República de Cuba, Investigadora Titular de la Academia de Ciencias de Cuba, y laboraba en el Centro de Lingüística Aplicada del CITMA, en Santiago de Cuba.
Desde hace varios días, Eloína, destacada personalidad de la enseñanza y promoción de la lingüística en Cuba junto su esposo Vitelio Ruiz, permanecía ingresada en Terapia Intensiva del Hospital Clínico Quirúrgico Docente Saturnino, recibiendo tratamiento vinculado con afecciones cardiacas.
Miyares Bermúdez se complicó progresivamente y esta mañana, a las 07:06 horas falleció por una arritmia grave, dijeron fuentes del “Saturnino Lora”.
El cadáver de la relevante personalidad de la intelectualidad cubana será velado en la funeraria de la calle Calvario, en el centro histórico de esta ciudad, y según fuentes familiares, el sepelio está señado para las 17:00 horas de hoy.
Eloína Miyares Bermúdez nació en Santiago de Cuba el 1 de diciembre de 1928 y se graduó como maestra en 1948, laboró como tal en zonas rurales, y participó actvamente en la Campaña de la Alfabetización que erradicó el analfabetismo de Cuba, a inicios de la década de los años 60.
En su vida laboral se destacó por su interés en elevar la cultura del idioma del pueblo, especialmente de los niños y jóvenes, y de los profesionales que hacen uso del habla y de la voz, de ahí que haya creado conjuntamente con su esposo, el Doctor Vitelio Ruiz Hernández, una metodología para que maestros, alumnos y profesionales del ICRT tengan una pronunciación y ortografía adecuadas que les permitan una mejor comunicación.
El 18 de octubre de 2006 a Eloína le otorgaron el titulo de Doctora Honoris Causa en Ciencias Sociales por la Universidad de Oriente; en 2009 el MINED la homenajeó por sus 50 años de trabajo, y el 1 de mayo de 2010 recibió el título de Heroína del Trabajo de la Repíblica de Cuba, conferido por el Consejo de Estado.